Los hornos se averían con cierta frecuencia y cuando un horno no calienta se puede deber a diferentes causas. En nuestros más de 30 años de experiencia en la reparación y en la venta de recambios para hornos sabemos que hay unos motivos muy concretos que, el mismo usuario, puede comprobar sin dificultad y que no requiere de un profesional en la reparación de hornos.

Os ofrecemos una serie de consejos que pueden ayudaros a solucionar algunos de los problemas más comunes. Primero de todo, hay que asegurarse de que el horno está bien enchufado y que la toma de corriente funciona. Las conexiones de entrada al horno son susceptibles de recalentarse y perder la continuidad por punto caliente. Si esto está bien, comprobad que se ha seleccionado la función de cocción que necesitáis y, en el caso que tenga temporizador, comprobar que está en posición manual o  ajustar un tiempo de cocción. 

Si la luz se enciende pero el horno no calienta, una de las averías más comunes es la resistencia. Si eres un “manitas” y prefieres realizar la reparación por ti mismo, te explicaremos paso a paso cómo cambiar la resistencia averiada, pero antes que nada te vamos explicar algunos conceptos que te ayudarán a entender cómo funciona la resistencia en un horno eléctrico.

¿Qué son las resistencias?

Es el recambio de horno que conduce la electricidad, frenando o atenuando el paso de la corriente eléctrica dentro de un circuito, evitando así, excesos de flujos eléctricos en los hornos. Por lo tanto, cuando la resistencia deja de funcionar le llega energía pero no puede transformarla en calor.

¿Cuántas resistencias tiene un horno eléctrico?

Un horno eléctrico tiene dos o tres resistencias. Lo más habitual son dos resistencias, una en la parte superior y la otra en la parte inferior. La principal función de la resistencia superior es gratinar, en cambio, la función de la resistencia inferior es hornear. 

En los hornos eléctricos más superiores hay tres resistencias. A parte de las que hemos mencionado, estos hornos disponen de un ventilador adicional en la parte posterior que emite el calor por aire. Al alcanzar mayor temperatura es perfecto para cocinar productos que necesitan una temperatura alta que penetre en el interior, como por ejemplo piernas de cordero o de cabrito, un asado, redondos de ternera y rellenos.

resistencia horno electrico

Cómo cambiar la resistencia de un horno eléctrico

Antes de cambiarla, hay que comprobar que la avería está en la resistencia. La forma correcto de comprobar esto es midiendo la continuidad de la misma con un téster y verificando si reciben tensión 220 V. para descartar problemas en el circuito electrico. Si no tienes un téster o no sabes utilizarlo, es necesario limpiar bien el horno, encender las resistencias a unos 60º y, con mucha precaución, comprobar si se han calentado. Si las resistencias están frías, seguramente el problema puede venir del termostato. Si es una de ellas la que no calienta, ésta sería la forma correcta de cambiarla.

  • Necesitaréis un destornillador de estrella, un tester, unos guantes y la nueva resistencia. Nosotros os podemos aconsejar sobre cuál es el tipo de recambio que se necesita según el modelo y la antigüedad del horno.
  • Para trabajar cómodamente debéis sacar el horno quitando los cuatro tornillos que se encuentran en la puerta, para que así, se pueda poner el horno en una posición cómoda para trabajar. Tened en cuenta que la puerta debe estar cerrada y el cable no debe estar tenso.
  • En la parte trasera es donde se encuentran las resistencias. Si la resistencia dañada es la superior habrá que quitar la parte de arriba quitando las dos tuercas. Si es la resistencia inferior habrá que desatornillar la placa inferior.
  • Para comprobar la resistencia inferior se deben desconectar los dos cables de color amarillo. Para asegurar que sea la resistencia averiada, se ponen los terminales en el téster y si emiten un sonido significará que la resistencia funciona. Eso significa que la avería está en otra parte y deben buscarse otras causas, si no, substituiremos la resistencia por la nueva quitando los dos tornillos laterales.
  • En el caso de la resistencia superior, se debe seguir el mismo proceso. Hay que tener en cuenta que nos encontraremos con un cable adicional, amarillo con una línea verde, que es la toma de tierra. Hay que desconectar los terminales y comprobar la resistencia de la misma forma.

¿Y si el problema no es la resistencia?

reparar horno electrico

Si finalmente la avería no está en la resistencia hay otras averías muy comunes que, como servicio técnico experimentado, hemos diagnosticado y  catalogado para que todos nuestros técnicos tengan un procedimiento claro y eficaz en las reparaciones que realizamos día a día. En el caso que queráis hacer vosotros mismos la reparación, os podemos proporcionar el recambio más adecuado según la marca, el modelo y el año del horno:

El Termostato

Es el recambio responsable de regular la temperatura del horno, cuando éste se avería no se alcanza la temperatura óptima de cocción.

  • El conmutador o selector. Normalmente se suelen quemar algunos de sus componentes dejando al horno sin electricidad.
  • Las resistencias. En este caso nos podemos encontrar con un cortocircuito en la resistencia del horno o un problema de humedad.
  • Averías en terminales Facton. Estos terminales son conexiones eléctricas que tienden a recalentarse por uso y con el tiempo deben substituirse.

Hay otros errores y averías comunes que es necesario tener en cuenta:

  • El horno hace mucho ruido. En este caso hay que comprobar fallos en el ventilador. El ventilador hace circular el aire caliente, así los alimentos se cocinan de forma homogénea, evitando que se resequen.
  • La luz no funciona. Hay que cambiar la lámpara quitando el cristal que la protege. Aunque parece sencillo, se debe hacer de forma segura quitando la corriente y esperando a que el horno esté frío.
  • La puerta no cierra bien. Hay que ver cuál es el estado de las gomas y de las bisagras. Las gomas las puede cambiar el mismo usurario. Nos podéis solicitar consejo y os proporcionaremos la referencia del repuesto que necesitas.
  • Sondas NTC y placas electrónicas. En estos casos recomendamos que intervenga nuestros técnicos debido a la complejidad de la intervención.

Recomendaciones para un buen mantenimiento del horno eléctrico

mantenimiento horno electrico

El horno eléctrico suele ser el gran olvidado en la cocina y se ha convertido en un imprescindible para elaborar una cocina sana. Está sometido a grandes temperaturas y por ese motivo hay que tener especial cuidado en su mantenimiento diario. Se debe hacer una correcta limpieza y recordad que la puerta del horno puede desmontarse. Es mejor quitarla en vez de limpiarla entre cristales, evitando así, que las juntas se acaben rompiendo. 

Si se siguen las instrucciones del fabricante se pueden evitar muchas de las averías más comunes.

Recordad realizar un reapriete de los terminales del magnetotérmico de vuestra instalación eléctrica ya que estos tienden a aflojarse debido al calentamiento del circuito y pueden dar problemas con los años.

Asesoraros siempre por profesionales

Para cualquier consulta, contactad con profesionales con experiencia contrastada donde podáis dirigiros tanto online como en una tienda físicamente. Tened en cuenta que cada modelo es diferente y marcas como Teka, Bosch, Fagor, Balay, Siemens, Cata, Nodor o Edesa tienen sus variantes y sus características técnicas específicas.

Os aconsejamos verificar que las empresas de asistencia técnica deben estar homologadas y cumplir con las exigencias legales. Nos referimos a cosas tan básicas como la contratación de un seguro de responsabilidad civil para poder trabajar en un domicilio.

Esperamos que estos consejos para la reparación de un horno eléctrico os hayan ayudado. Os podemos proporcionar los recambios que necesitéis y aconsejaros personalmente sobre la mejor forma de cambiar la resistencia si os ponéis en contacto con nosotros.  

Gracias por leer este artículo.